• Pero nena, ¿Qué carajo tu estás tomando?!?

Aún no sé pq, pero suele pasarme que, cuando bebo lo mínimo necesario para llegar al estado de picaera, al otro dia despierto con ansiedad. No sé si actually fue eso lo que me pasó ayer, o si más bien me explotó el cansansio de haber dormido tan poco antes de pasar el susto de casi tener que llevar a Natalia al hospital, combinado eso con la cerveza y el vino que mezclé durante la noche anterior. Pero esta vez, en lugar de sucederme al despertar, me dió antes de irme a dormir. Y tener ansiedad a las 3am en una casa que no es la tuya y con panas que se acaban de acostar a dormir… mano,…en verdad que no brega. Oddly enough, la ansiedad se me fue con una taza de café y una película que no llegué a terminar pq me quedé dormida al poco rato. A veces mis sistemas son así; funcionan en formas poco esperadas. ¿Qué te puedo decir? “Así es el mundo artístico”, dice Waikinobi.

Anyway, la pasamos muy cabrón. Con alguna cerveza en la mano, las conversaciones parecían no acabarse. Y en esas estabamos Nati y yo cuando aún no habían llegado los otros tres.

– Oye Nati, te voy a hacer una pregunta. Es media algaro, pero contéstamela como te salga.
– Ah pues daleee. – me dijo ella en su tono bien Natalia.
– Bueno…

…Si pudieras cambiar algo de tu vida…¿qué cambiarías y pq?

Hubo unos segundos de silencio, así como el que Denisse Quiñones se tiró cuando le preguntaron lo mismo hace par de años. Pero a lo poco, me lo contestó.

– Pues,…¿Sabes? No sé,…no puedo pensar en nada que cambiaría… pq es todo como una cadena. Si cambio una, se rompe esa cadena… Y como que,…no sé, Ale? En verdad creo que no cambiaría nada. Todo eso me ha hecho lo que soy… ¿Pq me preguntas?

Me quedé unos segundos pensando en que había pasado el fin de semana dándole un poco de vueltas a la misma pregunta que llegó a mí como una de esas cosas bien por default. Así, me fijé en lo mucho que la gente dice esa misma contestación que Nati me dio. Por un momento, me sentí medio rara pq, a pesar que yo diría algo similar también, a la vez estoy abierta a admitir que hubiese hecho algunas cosas de otra manera si se me diera la oportunidad de virar atrás.

Me pregunté por un momento si yo estaba mal,… si eso podría significar que no me siento proud de lo que soy, o si, por el contrario, se trata de que la gente no quisiera tener que admitir que les gustaría cambiar alguna cosa que hayan hecho en su vida… como si el querer cambiar algo fuese malo?

¿Es eso real?

A mí se me hace muy difícil pensar que sí. Creo que es muy difícil que, dentro de todo el mundo, no haya un leve pensamiento que diga “Mano, ¿sabes qué? Cool: no me arrepiento de haber hecho esto. Pero hubiese sabido, y lo hubiese hecho de otra forma”. ¿Tal vez las personas usan la premisa a la ligera? ¿Maybe no hacen el mismo silencio que Natalia hizo para realmente pensar si cambiarían algo? ¿O quizás prefieren decir eso para mentirse a ellos mismos un poco?

Luego de un rato de buscarle la vuelta, pies y cabeza y de haber hecho un repaso rápido de las decisiones que he tomado en mi vida, entendí que no está mal haber querido hacer las cosas de otra forma. Tampoco está mal decir que “todo eso me ha hecho lo que soy” aunque suene un poco como una contestación clichosa de Miss Universe (yeah, Pumba. I know). De hecho, todo cae en lo mismo que he creído siempre: en el mundo, todo sucede por una razón, y Nati está en lo cierto cuando dice que todo es una cadena que no se puede romper.

Luego regresé de Urano para descubrir que echar mini-oreos dentro de una taza de café no es buena idea por las siguientes razones:

1. realmente no es un resuelve para endulzar el café cuando no hay azúcar;
2. pq la cremita blanca se derrite para convertirse en gotas considerablemente grandes
(y súpermente nastys) de aceite amarillo flotando en el tope. ¡Eso pura manteca el
Lechoncito con Crisco endulzado…!; y
3. toda la galleta se hace mierda en el fondo, y aunque sabe super rico, parecería que
uno esta bebiendo diarrea echada por algún animal no muy lindo.

De manera que, en verdad: no lo trates.

By the way, ¿has visto los anuncios de la nueva campaña de Hewlett-Packard? Un poquito hijoe’putas nada más…!

Txau!

Anuncios

Publicado el julio 14, 2006 en Familia y Amigos, Lecciones, Publicado en MySpace, Vida y etiquetado en , , , , . Guarda el enlace permanente. Deja un comentario.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: