• And who would’ve thought

No, no es otra alteración en Photoshop. Éste es un CD real – realmente partido por la mitad.

No es un CD cualquiera. Éste fue, con mucha probabilidad, el primer CD que compré en mi vida justo cuando tenía 12 años.

Tampoco es una artista cualquiera. Es una artista en su etapa cumbre, rompiendo records, vociferando sus emociones, desahogos, rabias, heridas y despechos detrás de una voz que no deja de ser extrañamente melodiosa.

Mucho menos es cualquier álbum. Es EL álbum de Alanis Morissette, el más vendido de todos los que ha hecho, el mejor vendido de todos los tiempos por una fémina, y hasta el mejor álbum vendido de los 90’s con 14.6 millones de copias en Estados Unidos y 30 millones alrededor del mundo hasta el 2005.

No es que sea solamente EL álbum de Alanis, sino que fue entre esos tracks donde marqué el fin de mi infancia y el comienzo de mi madurez, donde vi reflejada parte de mi esencia comprendiendo mi espiritualidad en “Forgiven”, mi dualidad en “Hand in my pocket”, mis afanes en “Perfect”, mis obsesiones sentimentales y heridas en “Your House”, mis complicaciones existenciales en “Ironic”, mis enchules accidentales en “Head Over Feet”,… y en donde aún me quedaban lecciones por aprender guardadas en “You Learn”, “Not the doctor” y “Wake Up”. Fue ese CD el que decisivamente me pompió a ir a mi primer concierto (Olga Tañon no cuenta) y con el que fortalecí lazos amistosos con dos o tres que se veían ahí al igual que yo. Su performance, melodías, emociones, letras y energías,… todos convenciéndome de una sola cosa: “Alanis es la changa”

– Oye, allá atrás encontré un CD tuyo que está bien guaya’o. Mi recomendación es que no lo vuelvas a meter en el radio porque eso hace que el lente óptico pase más trabajo en leer y se va a terminar fastidiando el CD player.
– Entendido. – contesté mientras conducía por el Túnel Minillas.

Dos minutos después surgió el “CLAX!”.

– Pero,… ¿qué tú hiciste?!
– …Te dije que lo iba a hacer…
– … ¿CUÁNDO?!?
– Bueno, te dije que estaba guaya’o y que iba a dañar los lentes ópticos. Prefiero perder un CD a perder un CD player entero.
– Esta bien, súper cool. Estamos de acuerdo. El detalle es que ese es mi CD, no el tuyo…
– Mala mía.
– . . .
– . . .
– No puedo creer que hayas hecho eso. Ese CD no es cualquier CD…
– … En verdad fue que me puse a jugar con él en la mano y me sorprendí de lo flexible que era…
– Vaya, pues, te botaste. Muchas gracias.
– Está bien, pero yo estoy seguro que, con lo creativa que tú eres, te vas a inventar algo con estos dos cantos…
– Claro que me voy a inventar algo. Los voy a escanear para escribir un blog sobre cómo mi padre decidió partir uno de los CD’s más importantes de mi vida para salvar los CD players y sus lentes ópticos de mis garras maquiavélicas.
– Eso, y para salvar el ambiente. Escribe sobre el ambiente, que hay que crear conciencia sobre el calentamiento global y la contaminación. Un CD tarda 500 años en descomponerse. ¿Tú sabías eso?

Ay,… ¿Ustedes ven por qué yo soy así? ¡Jajaja!

Anuncios

Publicado el junio 19, 2008 en Familia y Amigos, Música, Personal y etiquetado en , , , , , . Guarda el enlace permanente. 3 comentarios.

  1. Le regalamos un iPod de 80G y el rompe jagged little pill. Creo que hay un desbalance ahi.jajaja

  2. Ale, te entiendo. Ese es EL CD de Alanis. Asi que, te lo diré en clave para que no me caigan los Federales, pasa por mi oficina y resolvemos eso. Original y Acústico ;)

  3. espero que te comprara uno nuevo…
    slu2

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: