• José Enrique, pt. 2

Así que José Enrique me vino a visitar el otro día. Desde afuera, los vecinitos lo llamaban y lo llamaban y lo llamaban incesantemente. Seba salió afuera para ver de qué iba el alboroto al ver que no se callaban.

“Es qué José Enrique antes jugaba con nosotros y ahora no quiere jugar ni que porque tiene que visitar a la nena esa…”

Yo veía el episodio número 18 del segundo season de Lost. Con mis audífonos bloqueadores de sonido y envuelta en la trama, José Enrique se me acercó y me tocó el hombro al ver que yo no notaba mucho su presencia ni captaba tanto mi atención.

– Mira, Alezandra, ¿te puedo hacer una pregunta?
– Sí, dale, ¿qué pasó, José Enrique? – y me quité los audífonos al ver que parecía algo serio.
– Hm… ok. Bueno, zi tú tienes tres… – dijo él a medias, asumiendo que yo podría completar la oración.
– ¿Tres qué?
– … Tres.
– ¿Tres qué?
– Chica, tú zabes…
– No, no sé. ¿Tres qué?
– …
– ¿…?
– … Tres novios… – verbalizó finalmente sin ganas. Y yo exploté de la risa aplaudiendo.
– Zi tú tienes TRES novios,… – continuó, ignorando mi reacción – ¿por qué yo te tengo que escoger a ti primero que mis otras novias, y tú no me puedes escoger a mi primero también?

Me compuse ante tal ocurrencia, recuperando de nuevo el aire y, tratando de mantener la seriedad, respondí:

– Ahem,… bueno, José Enrique,… Es que aún tú eres muy chiquito. Mis otros novios son igual de grandes que yo, así que por eso no te puedo escoger a ti primero…
– Pues.
– ¿Pues, qué?
– ¡Pues!
– ¿Pues qué??
– ¡Pues!! – Me decía y se sonreía con picardía.
– ¿Pues qué? No entiendo, en verdá…

José Enrique puso su mano cerca de su boca en un yo-que-tú, como si me fuese a decir algo acá entre él y yo, como un tremendo consejo entre panas…

– Pues, nena,… dizfrútate bien a ezos tres porque en lo que yo te alcanzo, ¡¡ay bendito!!

Y se fue corriendo con sus demás amiguitos, dejándome con la carcajada en la boca.


Ver:

Anuncios

Publicado el septiembre 13, 2008 en Humor, Misceláneo, Personal y etiquetado en , , , . Guarda el enlace permanente. 3 comentarios.

  1. Si no le haces caso a José Enrique, le pego cuernos a mi esposo con él. ¡Es que según escribes es chulísimo!

  1. Pingback: • José Enrique « Post-Baked

  2. Pingback: • Electroshock pa’ corregir tu psiquis « Post-Baked

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: