• 07.07.97

n501666459_390930_7389

Un día como hoy, hace 12 años, falleció mi abuela Carmen Léctora. Se me había olvidado por completo, a pesar de que la fecha de su muerte parece casi una coincidencia.

Tuve la dicha de poder disfrutar una porción buena de sus años de lucidez a diferencia de mi abuelo Monche, su esposo, quien murió cuando apenas yo tenía 2 años.

Recuerdo que abuela Carmelita era loca con nosotros sus nietos. Ir a Guardarraya fácilmente me ponía de contentura y era típico yo llegar allí y brincar con mi patitas gordas y mis brazitos extendidos hasta que abuela me diera un abrazo y decirle: “Abuela Carmelita, hazme sopa Lipton”. Ella me sentaba en el counter cerca de ella y me la hacía como buena alcahueta. En momentos tripiosos, tenía guardado en la nevera helado de guanábana, y su casa siempre estaba llena de mangó. Siempre nos tenía regalos chulos, y entre Mito, Wowie, Seba y yo, la volvíamos loca con nuestras cosas, haciendo posiones mágicas con ingredientes de cocina, corriendo por la casa con cobitos o jugando “Bendito Tan Bueno Que Era”.

Ya no recuerdo mucho esos tiempos que, por desuso y poca madurez, no pude grabar con firmeza. Lo que sí tengo bien fijo (más fijo que mis pies en la tierra) era el cariño que, como las sopas Lipton, indiscriminadamente me daba cuando fuera…

… Y entonces recuerdo sus últimos años, de cómo el Alzheimer se la fue comiendo a un paso rápido y eterno, de cómo sus moribundas neuronas la secuestraron de poder gritar todas esas cosas que le hicieron o los dolores que guardaba que nunca pudo decir y que sólo mi madre pudo descubrir o deducir después,… y, la verdad, se me calientan los ojos. Nadie, nadie, nadie, nadie, nadie, nadie, nadie debería vivir nada de ese sufrimiento.

… ¿qué sería hoy día si aún estuvieras enterita, abuela Carmelita?

… un besito desde aquí abajo.


  • Nydia – me encanta, y no tengo ninguna duda q. esta gozando de las maravillas de Dios, cuanto la extrano a pesar del tiempo como ella ninguna por eso murio en el mes #7 el dia 7 del 97 casi perfecto.
  • Viviana – Mano, si me acordara de ella aun que sea algo. La única memoria que tengo de ella es que me pelaba las manzanaz y le quitaba el palito, todavía no me gusta comer la cáscara de las manzanas.
Anuncios

Publicado el julio 7, 2009 en Amor, Familia y Amigos, Personal. Añade a favoritos el enlace permanente. 1 comentario.

  1. Para mi fue una dicha grandisima de conocer a tus abuelitos. Doña Carmelita unas de las personas mas dulce y bondadosa que conocí. Nunca olvido que estuve con ella en las dos ocaciones muy importantes su vida, la visita en el Hoptial del Maestro para conocer y darle la bienvenida a su nieta mayor (Tu) y tambien a Sebastian. Puedo asegurar que su motivo de vivir y su batalla por no perder su memoria fue por ustedes. Dios la tenga en su reino.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: