Post-Situation Reaction Disorder

Post-Situation Reaction Disorder (PSRD) es una condición caracterizada por la carencia de emociones y comprensión ante una situación presente.  En el momento en el que está sucediendo lo que sea que esté sucediendo, está sucediendo la cuestión y ya. Una vez concluye lo que está sucediendo, el sujeto-paciente sufre un stand-by lapsus (“Rascuscefalia”) que le permite al cerebro procesar y decodificar la situación sucedida con sus significantes y significados. Ya que todo lo percibido quede analizado, computado, absorbido y almacenado, es que el sujeto-paciente reacciona, usualmente con un  gran “¡puñeta!” (no debe ser confundido como un síntoma de Coprolalia, condición que ocasionalmente acompaña al Síndrome de Tourette). Es cuando el “¡puñeta!” es lanzado que empieza a desencadenarse las emociones y reacciones ante la situación ya sucedida y concluida, usualmente con una demora de tiempo (“delay”) considerable posterior a la situación. Aquí es que la realidad de lo sucedido queda completada en la psiquis del sujeto-paciente en términos de causa-efecto.

10148122

El PSRD se divide en 3 niveles:

  • Nivel 1: el “happening”
  • Nivel 2: el “sinking-in” (a.k.a. rascaera)
  • Nivel 3: el “reacting” (a.k.a. patiaera).

La duración de cada nivel puede ser tan variada como de cinco minutos a varias horas, incluso días, y la duración de cada una no guarda relación ninguna con la duración de los otros niveles. El PSRD puede manifestarse bajo múltiples condiciones y desatar toda una variedad de emociones, aunque mayormente subyace en reacciones de gran intensidad para el sujeto-paciente, frecuentemente sin él/ella sentir la capacidad de poder controlarlas. Es típico que el sujeto-paciente no pueda reconocer que está sufriendo un ataque de PSRD en Nivel 1 y Nivel 2 por la naturaleza misma de la condición, pero es un hecho reconocido que en Nivel 3 están aptos para comprenderlo, aunque sea varias horas después.

Algunos ejemplos de situaciones comunes en las que se puede manifestar el PSRD incluyen:

  • conseguir un objeto deseado (“¡Puñeta, YES!”)
  • ser cogido de pendejo (“Diablo, puñeta…”)
  • recibir una caca de paloma en el pelo (“¡Puñeta, ésto de verdad se enredó…!”)
  • comprar pasajes a NYC (“¡¡NYC, PUÑETA!!”)
  • enfrentar/realizar un miedo (“¡Puñeta, lo logré!”)
  • vivir en otro país (“Wow, ¡puñeta…!”)
  • pasar un pasme (“¿… puñeta…?”)
  • entender un chiste (“¡Ahhhh, puñetaaaa!”)
  • cortarse la pollina más de la cuenta (“Puñeta, ¿qué hice?”)
  • finalizar una relación (“Noo, puñeta,…”)
  • tatuarse 56 estrellas en la cara (“¿Qué puñeta hice”?)
  • beber semen de caballo (“¿¡QUÉ-PUÑETA-HICE?! “)
  • enfrentar un rechazo (“¡Ouch, puñeta,…!”)
  • regocijar una aceptación (“¡Ow, foquin, yeah, puñeta!”)
  • reconocer una condición (“Tengo PSRD, puñeta…”)
  • entre otros

El PSRD queda aún bajo estudio.

(… Me voy a inventar esa condición. La Googlié. No existe. Pero yo la padezco.)


Maika and Alex R like this.

Anuncios

Publicado el noviembre 13, 2009 en Creativo, Humor, Personal y etiquetado en , , , , . Guarda el enlace permanente. 2 comentarios.

  1. te guillas!
    Y by the way el PSRD existe… I suffer it daily.

  2. … ¡Puñeta qué bueno está esto!
    Gracias por hacerme reir :>

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: