• ¡Y me persigue…!

“Pues, sabes, yo he visto muchos Golden’s, pero tengo que decir que, en serio, éste es de los más grandes y lindos que he visto.”

Se me infló el pecho. Siempre he pensado que Lucas es hermoso y siempre suelto un “carajo, por qué tú eres tan lindo” como, of course, cualquier dueño pensaría que su perro es el más lindo del mundo. Pero que un conocedor de perros lo diga le da razón al orgullo de uno. Eso sin contar la gente de mi urbanización que lo llaman por su nombre cuando lo sacamos a pasear, o los vecinos de mi calle que vienen a mi marquesina exclusivamente a saludarlo un ratito.

Así que Lucas ahora tiene entrenador. Se llama igual que mi ex. Siempre me ha estado curioso cómo puedo tratar de deshacerme de ese nombre y siempre, somehow, aparece como si fuese tan foquin común como un “José” … Lú es un perrito que es muy bueno y se porta muy bien, pero a sus 7 meses y casi 70lbs se ha vuelto en una pequeña gran bestia que no sabe cómo controlar ni su emoción ni el remeneo de su culo cuando ve gente nueva. Ya los niños que jugaban con él empiezan a tenerle miedo, y no los culpo: uno ve a un animal como ese corriendo hacia a ti y lo primero que vas a hacer es cagarte ante la expectativa de que te brinque encima, aunque uno sepa que lo que quiere es puro juego.

No dejo de sorprenderme cada día más en cómo la relación humano-perro que siempre he visto en otros ahora me hace más sentido. A veces siento que Lú es como un niño que me habla, me pide y me persigue. Me impresiona ver cómo puede coger un juguete suyo y presionarlo contra mi rodilla para que se lo tire, y que luego me cuque para que yo lo persiga y se lo quite en un “a que no lo coges”. Me impresiona más cuando suelta el juguete y se pone a oler cosas cercanas como haciéndose el loco, pero a la que me acerque y trate de quitarle el juguete, él lo agarra primero y sale corriendo. Incluso, en momentos de miedo, se me esconde entre las piernas buscando protección. ¿Cómo un perro puede comportarse así? ¡Son cosas típicas de un niño de 5 años…!

Eso, entre otras listerías suyas, hacen que nuestra relación con Lucas sea cada vez más una novedad de la cual siempre aprendemos. Y aunque yo no cometo el error de humanizarlo, debo decir que he encontrado en Lucas un comfort bien nítido de tener un ser leal, alegre y suficientemente grande como para sentarme, abrazarlo y sobetearlo cuando me plazca o necesite  sin que me haga preguntas o me pida explicaciones, todo motivado por un instinto mayor que le hace siempre estar ahí y que somehow nos podamos entender.

Tan foquin lindo, coño.


  • Karelma – Jajaja… yo siento lo mismo por mi perra, Alhelí. Claro, que para mí ella es la más linda del mundo. ;)
  • Viviana – Lucas es la cosa más chula que tengo en mi vida, y creo que lo amo más a que a cualquier otra cosa.
Anuncios

Publicado el enero 22, 2010 en Familia y Amigos, Misceláneo, Vida y etiquetado en , , . Guarda el enlace permanente. 2 comentarios.

  1. Alex Lebronster

    el ha cambiado la dinamica de nuestro hogar. Me sorprende como he aguantado sus revoluces, como golpea todo con su rabo el cual se mueve como un latigo y como puede ser recipiente del carino de vecinos. Lucas es amor, Lucas es alegria y travesura que ha inundado nuestro hogar.

  2. Alex Lebronster

    Ehhhh,… ¿qué miembro de mi familia se metió a mi cuenta a comentar?

    Ésto me huele a mami…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: