Archivo de la categoría: Mood

• Craftyntoxication

Ayer cometí el error de meterme a este website que descubrí llamado Craft Gawker. Es un website de all things pretty you can DIY (mostly) y tiene más de 24,000 cosas. Olvítate, de que empecé a clickear y no paré hasta la página 30 cuando ya no podía contener más la energía de hacer algo. Así que dormí, y salí hoy de Kmart con $40 dólares en compras de cositas que quería hacer.

La primera fue el “bulletin board”. Hace unas dos semanas me hice de una esquina en mi cuarto ante la necesidad de tener un espacio en dónde poder concentrarme para sacar tiempo para mí ser y hacer mis cosas, y he pasado varios días dándole cariño. Una cosa que me molestaba aún era la ventana “miami” justo al frente mío, tan fea, tan cerrada y tan plain. Pues vi una idea de usar hilo para enrollar “frames” y clipearle fotos, y pensé “coño…”

Así que terminé haciéndo algo similar en la ventana. Está de lo más gufia’o aunque es una jodienda para hacer. Si ven, dentro del marco de estas ventanas hay dos varas de metal a cada lado que forman parte del mecanismo para abrir y cerrar. Con algun hilo o cinta, puedes ir amarrándola de un lado al otro hasta que quede como desees. Tengo planes de cubrir el resto de las ventanas con cintas para usarlas de “cortinas” en vez de tener cortinas de verdad. Además, lo gufia’o es que, si lo haces bien, las ventanas pueden seguir abriendo y cerrando normalmente (woo!). Anyway, es bien jodón, así que si se deciden hacerlo, les recomiendo algo mucho más ancho de lo que yo compré para que así no se mueran.

Esta fue otra cosa que vi y supe que TENÍA que hacerlo.

Colores. Uy, colores. Yo desde que tengo memoria, me fascinan los colores para pintar. Probablemente usaba un magic marker como pacifier. A mí me llevaban a los trabajos de mis padres cuando había falta de niñeras y me daban 5 hojas de papel con 4 crayolas y yo no necesitaba nada más en la vida (that’s a fact).

Ésta es un mamey para hacer. Canvas. Pega caliente. Pega todas las crayolas bien bonitas con los labels alineados, y pásale blower a gusto. That’s it. Mega fun. Huele cabrón. Se ve cabrón.

Lo otro que empecé a hacer son estas cositas que he llamado “Gardenia Series”, porque todo comienza con rociar aceite de Gardenia en la pared (no tiene nada de particular, solo que ese pote estaba a mi alcance cuando se me ocurrió hacerlo). Con el dedo, riego el aceite de cualquier manera y me quedo mirando la mancha en la pared. Con un lápiz, trazo más o menos lo que veo. Y con un Sharpie, lo acabo.

  

El plan es cubrir toda la pared completa.

Así que me falta con cojones.

También me di cuenta que necesitaré mucho Sharpie. Aparte de que el aceite de Gardenia los jode. Pero estamos fluyendo, estamos fluyendo.

Por último, busqué “remodelar” mi pequeño escritorio que realmente es una mesita vieja que no sé de dónde salió. Pinté las patas negras para combinar, y la superficie blanca para luego darme cuenta que esa superficie es demasiado lisa para agarrar pintura.

Entre una cosa y otra, vi que mide exactamente 18×24, el mismo tamaño de una libreta de hojas para pintar con acrílico que tengo. Doble-sided scotch tape, una página bien puesta en su sitio, contact paper y ya tengo una superficie brand-new y water-resistant.

Me tripea porque, de seguro, podré escribir con dry-erase markers y hacer anotaciones o dibujitos over and over and over again. Sino, puedo hacer dibujos permanentes sin preocuparme por joderla. Cuando me canse, tan fácil como peel and re-do.

Happiness. :)


Vianadaliz, Diego and Adriana like this.

  • Maria Elisa – love it! a mi q me gustar hacer esas vainas jijij
  • Francheska – Magnifique! Espectacular Ale. Me encantan estas cosas. Ya tengo de proyecto este fin de el de las crayolas y otro que encontré en la página de una pieza con rollos de papel de baño (aunque para ese voy a necesitar que Jean cag** bastante e irlos recopilando).

• Tómbola

No es como otras veces que decimos que “las cosas están malas”. Como dice mi papá, “desde que yo era chiquito, las cosas están malas”.

No es como otras veces que podemos justificar bajo qué circunstancias la gente se busca arriesga a que las cosas malas les pasen para, por eliminación, sentirnos que estamos seguros mientras no hagamos lo mismo, no.

Tampoco es como otras veces que decimos con preocupación que las cosas están malas para jugar a ser “realistas juiciosos” justo arla’o de nuestra fantasía mental de que somos intocables y de que “eso no me va a pasar a mí”.

Ya no hay lugares seguros, horas seguras, circunstancias seguras. Hoy la calle se apoderó de mi(nuestro) sentido de intocabilidad e invencibilidad. Hoy pongo un pie fuera de mi casa y estoy bien consciente de que ya me estoy buscando que me peguen un tiro, dentro o fuera de ella, en mi cuarto o en el patio, en mi carro o en casa de mi amigo, en el mall o en el multipisos. Y si en algún momento pensé que en casa de mi abuela estaría bien, ni eso, porque esos son los más fáciles de joder, y hoy día el respeto está passé.

Pienso en mi cuasi-asalto hace un año y veo cuán afortunada fui. Pienso en el cuasi-asalto de mi hermano hace una semana y veo cuán afortunado fue. Pienso en el carjacking de la panita y veo cuán afortunada es. Pienso en ese par de hermanas ancianas y veo que, en realidad, está jodido, o en la abogada con el tiro en su boca y está jodido, o la madre de mi amigo en San Patricio viendo volar tiros y está jodido, o el chamaco saliendo de los arbustos a balazo limpio contra el primer carro que tomó la salida y veo que está jodido. Realizo que sobrevivimos diariamente en un país donde estar vivo es de suerte porque ya no es algo que pasa lejos y que les pasa a otros: buscarse un tiro aquí es tan fácil que ya no es ni accidentalmente solicitado, sino indispensable, como si tuvieramos cara de que, de hecho, necesitamos un tiro, ¿por qué no? ‘Se joda. Como si la vida ya no fuese suficientemente frágil, habremos de fortalecer los músculos de nuestros cuellos con perse mirando por encima de nuestros hombros.

Mi navaja de bolsillo que antes se sentía como cuchilla de Rambo ya se siente como lima metálica de uñas, y mi “tazer” como lengua en batería de 9V. Hoy comienzo a pensar que tal vez aquella biutishan cristiana estaba en lo correcto en su paradoja de alabanza a Jesús con pistola en mano, ready pa’ volar un par de huevos antes de que se desangrara. No es fácil. Se me acaban las opciones pa’ gritar “no jodas conmigo.

Oficialmente, no me siento safe en las calles de mi país.


Fernando, Ginnette, Diego and Viviana like this.

  • Fernando – No habia leido esto, creo q esto expresa brillantemente el sentimiento de una nacion hoy dia (viste que funciona corregirme? jaja) and you refuse to be published…

• Buenos días, corillo

Me levanté con la leve preocupación. Nada wow, cosas de la vida, el padecimiento de ser humano, de vivir y sobrevivir. Daba vueltas en el post-amanecer de mi cama en lo que siempre he definido como ese área gris donde ya no se duerme pero tampoco se despierta. El tiempo pasa y no pasa nada, y los pensamientos me abrumaban sin hacer mucho sentido (y si no entiendes, no es poesía, es a propósito. Es que no me interesa decirte públicamente qué era lo que me pasaba).

Entonces decidí levantarme, abrir los ojos, mirarme en el espejo todavía con ojos de incertidumbre y aburrimiento, restregarme la cara con agua, la boca con pasta, espuma pa’ desinfectar lo negativo.

Y mientras me preparaba el café, limpiaba el counter y me hacía los mini panqueics, un aire cálido abrazó mis brazos (… no, carajo, no era la estufa, foquin charro… prosigo),… un aire cálido abrazaba mis brazos y, sin yo pretenderlo, me mangué con la mente inundada de ternura y de flashes forra’os de cariño, memorias de toda la vida casi acompañadas por una melodía de un piano imaginario bien corny tocando bajito en el fondo, y mucha luz, mucha luz por todos lados…

Y devuelta al counter con el café malo ese hirviendo y esperando a que la mantequilla se derritiera, me di cuenta que todo lo que pueda ser malo se hace pequeño junto a aquella calidez mental. Accidentalmente, se borra y olvida. “Whatever con lo feo”. Y, acho, se siente bien, bien rico.

Sonreí: nada importa cuando soy amada.


Fernando, Nessara, Naíma and Diego like this

  • Fernando – like muchas veces
  • Paco – Mira dormilona sal de la cama jiji

• Éste es Frank Delgado

Me lo presentaron hace mucho tiempo en una época en que me cantaban canciones tocándome con ternura la punta de la nariz (“para ti”). No me preguntes por qué me acabo de acordar de ésta que hace mucho no la escuchaba. Huele a alegría, simpleza, genuidad,… y a tibio. :)

Cuando te vi llorabas escondida en una esquina del jardín, pues ser feliz quedaba a 10 kilómetros del circo infantil. Pero te mimé toda, te presté mi chupete, te di mi carreola… Pensé que me tenías inquina. Me hiciste tragar toda tu plastilina.

Yuneisi, te quiero. No te hagas la dura. Dame una mordida de tu raspadura.

Y nos perdemos en intelectuales laberintos para saber porqué tenemos los pipís distintos, intercambiamos flujos de catarro con antojo, me diste tus impétigos, yo te pegué mis piojos.

Cuando te vi, tenías el color de un chocolate y descubrí que mi abuela intentaba (segregarte). Pero jugamos, cabezas locas, a meternos cosas sucias en la boca: lombrices vivas, cabos de cigarro, pedazos de pan viejo envueltos en barro…

Cuando te vi, la seño te cargaba en sus rodillas, y a (cocotazos) te hacía tragar la horrible papilla. Y protestamos, no eramos pocos, si no hay chupachupa (me como los mocos). Por defenderte di el paso al frente,… cuando sea grande seré dirigente.

Yuneisi, te quiero. No sé si me amas, pero te confieso: me orino en la cama.

Y nos perdemos en intelectuales laberintos para saber porqué tenemos los pipís distintos, intercambiamos flujos de catarro con antojo, me diste tus impétigos, yo te pegué mis piojos.


Viviana and Lourdes like this.

  • Viviana – A mí me encantaba esa canción; tú me la pegaste. By the way, se parece un poco a Juan Luis Guerra en esa foto.

• Clark Gable

By: The Postal Service

I was waiting for a cross-town train in
the London Underground when it struck me…
that I’d been waiting since birth to find a love
that would look and sound like a movie.

So I changed my plans, I rented a camera and a van
and then I called you…
I need you to pretend that we are in love again
and you agreed to.

I want so badly to believe
that there is truth and love is real.
And I want life in every word
to the extent that it’s absurd.

I grease the lens and frame the shot
using a friend as my stand-in…
The script had called for rain,
but it was clear that day so we faked it.

The marker snapped and I yelled “quiet on the set!”
and then called “action!”…
I kissed you in a style Clark Gable would have admired,
I thought it classic.

I want so badly to believe
that there is truth and love is real.
And I want life in every word
to the extent that it’s absurd.

I know you’re wise beyond your years
but do you ever get the fear
that your perfect verse is just a lie
that you tell yourself to help you get by?

That you tell yourself to help you get by…

That you tell yourself to help you get by…


Amlys and Ianira like this.
  • Ianira: es una de mis favoritas!!!
  • Dayanira: me 2!!
  • Alex Lebronster: Ahora me gusta más todavía por la letra y la identificación,… oops! jejeje :)
A %d blogueros les gusta esto: