Archivo del sitio

• Craftyntoxication

Ayer cometí el error de meterme a este website que descubrí llamado Craft Gawker. Es un website de all things pretty you can DIY (mostly) y tiene más de 24,000 cosas. Olvítate, de que empecé a clickear y no paré hasta la página 30 cuando ya no podía contener más la energía de hacer algo. Así que dormí, y salí hoy de Kmart con $40 dólares en compras de cositas que quería hacer.

La primera fue el “bulletin board”. Hace unas dos semanas me hice de una esquina en mi cuarto ante la necesidad de tener un espacio en dónde poder concentrarme para sacar tiempo para mí ser y hacer mis cosas, y he pasado varios días dándole cariño. Una cosa que me molestaba aún era la ventana “miami” justo al frente mío, tan fea, tan cerrada y tan plain. Pues vi una idea de usar hilo para enrollar “frames” y clipearle fotos, y pensé “coño…”

Así que terminé haciéndo algo similar en la ventana. Está de lo más gufia’o aunque es una jodienda para hacer. Si ven, dentro del marco de estas ventanas hay dos varas de metal a cada lado que forman parte del mecanismo para abrir y cerrar. Con algun hilo o cinta, puedes ir amarrándola de un lado al otro hasta que quede como desees. Tengo planes de cubrir el resto de las ventanas con cintas para usarlas de “cortinas” en vez de tener cortinas de verdad. Además, lo gufia’o es que, si lo haces bien, las ventanas pueden seguir abriendo y cerrando normalmente (woo!). Anyway, es bien jodón, así que si se deciden hacerlo, les recomiendo algo mucho más ancho de lo que yo compré para que así no se mueran.

Esta fue otra cosa que vi y supe que TENÍA que hacerlo.

Colores. Uy, colores. Yo desde que tengo memoria, me fascinan los colores para pintar. Probablemente usaba un magic marker como pacifier. A mí me llevaban a los trabajos de mis padres cuando había falta de niñeras y me daban 5 hojas de papel con 4 crayolas y yo no necesitaba nada más en la vida (that’s a fact).

Ésta es un mamey para hacer. Canvas. Pega caliente. Pega todas las crayolas bien bonitas con los labels alineados, y pásale blower a gusto. That’s it. Mega fun. Huele cabrón. Se ve cabrón.

Lo otro que empecé a hacer son estas cositas que he llamado “Gardenia Series”, porque todo comienza con rociar aceite de Gardenia en la pared (no tiene nada de particular, solo que ese pote estaba a mi alcance cuando se me ocurrió hacerlo). Con el dedo, riego el aceite de cualquier manera y me quedo mirando la mancha en la pared. Con un lápiz, trazo más o menos lo que veo. Y con un Sharpie, lo acabo.

  

El plan es cubrir toda la pared completa.

Así que me falta con cojones.

También me di cuenta que necesitaré mucho Sharpie. Aparte de que el aceite de Gardenia los jode. Pero estamos fluyendo, estamos fluyendo.

Por último, busqué “remodelar” mi pequeño escritorio que realmente es una mesita vieja que no sé de dónde salió. Pinté las patas negras para combinar, y la superficie blanca para luego darme cuenta que esa superficie es demasiado lisa para agarrar pintura.

Entre una cosa y otra, vi que mide exactamente 18×24, el mismo tamaño de una libreta de hojas para pintar con acrílico que tengo. Doble-sided scotch tape, una página bien puesta en su sitio, contact paper y ya tengo una superficie brand-new y water-resistant.

Me tripea porque, de seguro, podré escribir con dry-erase markers y hacer anotaciones o dibujitos over and over and over again. Sino, puedo hacer dibujos permanentes sin preocuparme por joderla. Cuando me canse, tan fácil como peel and re-do.

Happiness. :)


Vianadaliz, Diego and Adriana like this.

  • Maria Elisa – love it! a mi q me gustar hacer esas vainas jijij
  • Francheska – Magnifique! Espectacular Ale. Me encantan estas cosas. Ya tengo de proyecto este fin de el de las crayolas y otro que encontré en la página de una pieza con rollos de papel de baño (aunque para ese voy a necesitar que Jean cag** bastante e irlos recopilando).
Anuncios

• I don’t think I have a problem…

Ayer hice un resaque cabrón. Boté hasta el alma.

A veces uno peca de “hoarder” guardando cosas. Decidí que todo eso que había guardado durante mi último resaque “por si algún día lo uso” y que aún no había usado, se iba a ir. Me encontré botando libretas, papeles, documentos, mierdas, accesorios, cosas que ya no escriben, cosas expiradas,… boté  hasta talonarios de AT&T y American Eagle Outfitters (sííí, aún los tenía, WTF). Saqué libros que pienso vender o donar, saqué ropa que no uso pero que no voy a botar para guardarla en un bin, y encontré nada más y nada menos que $200 dólares en billetes rondando por ahí. Sí. No need to say. Ya Fernando me dijo todo lo que tú piensas que me vas a decir.

Entre toda la reducción de posesiones y ampliación de espacio, decidí que sí iba a usar aquellas cosas que había guardado y que realmente quería usar para, de paso, adornar un poquito mi nuevo saqueado espacio.

Así que tomé un libro bien grueso que saqué de una filmación de un comercial hace dos años e hice ésto:

Jard as ei roc.

Es la primera vez que lo hago y realmente es muy sencillo de hacer, aunque no poco trabajoso. Me da gracia porque, en una de las múltiples páginas que vi sobre instrucciones, decía “ésto se hace en 20 minutos” y en otra decía “prende el TV o pon música, porque esta parte va pa’ largo”. ¡Y sí que va! Más aún cuando mis tres navajas Xacto estaban un poco todas botas. Anyway, it turned out quite nice. Con la práctica, me quedará mejor. En el fondo le puse “tissue paper” color negro, aunque otros sitios sugieren ponerle alguna tela con texturita (como velvet), o ponerle cinta alrededor del interior, aunque a mí personalmente me gusta el look de las páginas cortás.

Entonces, obviamente, me quedé con un cojón de páginas. Buscando qué podía hacer, desempolvé un marco, y ya que no tengo fotos nuevas…

Dirty looking.

Para ésto, las pegué con el agua y la pega que usé para el libro, e hice un collage. Más o menos, marqué el espacio donde el cristal no estaba frosted y pinté el fondo imitando acuarela. Para las letras, imprimí el font y calqué con pintura acrílica y el pincel por dentro del cristal (take that, “Drop Shadow”). Lo dejé así porque hoy no tuve mucha paciencia para pintar, así que luego haré algo un poco más elaborado para el background. Pero la idea me gusta, y el acrílico sobre cristal tiene muchas posibilidades (porque, si no te gusta, lo raspas y empiezas de nuevo, buáj).

Por ahí seguí con las páginas y la pega:

Zumba. Léeme.

Empapelé esta caja muy linda y útil que no me pegaba con el cuarto. Mantuve los detalles de metal en las esquinas al igual que la tapa negra, pero aún no puedo descubrirlos hasta que se seque el tissue por completo.

Y por último, por fin me deshice de una revista que llevaba más de 3 años esperando a ser usada por sus fotografías. Arranqué las más que me gustaban y…

Desde la izquierda: Brando, Hoffman, Hopkins, Sinatra, Hanks, No sé, No sé y No sé.

… las pequé a este mueble extraño que originalmente era la parte de arriba de un escritorio. Un poco de doble face scotch tape, una navaja Xacto, una cinta métrica y buen pulso. Quedó de lo más nítido también.

Se siente cabrón saber que no poseo nada más viejo del 2010. Hoy (de nuevo) duermo con gusto.


Johana, Maria Elisa, Fernando, Vanessa, Gabriel, Gaily, Diego, Odalis and Ahamed like this.

  • Angel – jajajaja demencia q me funciona!!!
  • Maria Elisa – 3 cosas: 1. talonarios de American Eagle Outfitters, WTF?!?!? jajaja, 2. Te graduaste de Martha Stewart, 3. BOOM! me gusta lo que hiciste!!! ;)
A %d blogueros les gusta esto: