Archivo del sitio

• Sia Kate Isobelle Furler

Todos los que trabajábamos en American Eagle Outfitters (y, hopefully, los que actualmente trabajan allí hoy) usábamos los DVDs musicales que llegaban a la tienda cada temporada como fuente musical para nuestros repertorios personales. Por allá para el 2006, los DVDs que llegaban tenían videos de música que jamás sonaría aquí: banditas de rock indies, o emo, o ese truck-tshirt-pop-rock que no sé nombrar de otra forma, con dos o tres canciones súper comerciales por erla’o pa’ no perder la costumbre y estirar el target. Algunas podían hartarnos el turno, otras llegaban a gustarnos a fuerza de brainwash, otras terminaban fascinándonos de tal manera que llegaban a ocupar una posición en nuestras listas de “canciones para bajar por internet” que anotábamos en un pedazo de recibo en blanco y manteníamos en nuestros bolsillos. Así era que descubríamos música nueva.

A lo mejor escuché 10 veces “Breath Me” sin darme cuenta, pero el día que sí la noté, sentí algo muy raro dentro de mi cuerpo. Tuve que parar lo que estaba haciendo y asomarme para ver el video en el televisor.

Pasaron un par de horas en lo que el loop trajo la canción de nuevo, y recuerdo que Elliot estaba en el probador cuando le dije:

– Mano, no sé qué tiene esa canción que se me mete debajo de la piel.
– Si, mana. A mí me gusta cuando dice, chequea, chequea… (y esperó al segundo 1:25)… “Ouch!  I have lost myself again…”

No sabía quién era. Jamás había escuchado ni una tonada suya. Jamás. Pero esa canción se me hizo como si la conociera, no porque la conociera de verdad, sino porque pudo describir a la perfección cómo es lo que se siente en momentos de soledad y pequeñez tanto en palabras, como en melodía, como en tono de voz. Hacía mucho tiempo no me topaba con un artista que pudiese lograrlo tan bien como ella lo hizo.

Una temporada después llegó el próximo DVD que trajo “Sunday”, otra canción suya. Ya habían pasado, al menos, 10 años desde la última vez que había comprado el último CD de mi vida luego de haber descubierto los mp3’s, pero después de esas dos canciones, ya me había decidido: “a esta mujer le compro un CD”.

Fue así que conocí a Sia, una excéntrica australiana que es de ese tipo de humano que se puede denominar como “ser hermoso”, no por su físico, sino por lo que irradia. A través de su voz, sus letras, y sus melodías, deja el pellejo ahí con todo y en carne viva, tal como lo siente. Esta mujer no hace música por hacer música, sino que lo hace porque le fascina, sin toda la decoración de ser celebridad, o la pretensión de ser mainstream, o de hacer hits, o de llamar la atención. Su música es simple, orgánica y sensible sin dejar de ser divertida, y juro que algo le mete al mix para que el resultado sea capaz de gatear por tus oídos para poder morderte el corazón hasta infectarte las extremidades.

En fin, tuve la oportunidad de ir a su más reciente show en el Webster Hall de NY junto a Viviana y Sofía, y estoy más fascinada aún con sus canciones. Y dado el hecho de que, salvo dos o tres, la mayoría de la gente que conozco no saben quién carajo es Sia, aquí comparto un algo de lo suyo because she’s an artist that you oughta know. :)

1. Clap Your Hands:

Una melodía bien cool pa’ sacudir lo malo y celebrar lo bueno de la vida

2. You’ve Changed:

Él se enamoró de ella y dejó de ser un womanizer, todo a son de un “Rockband” home-made.

3. Soon We’ll Be Found:

Emotiva balada de una relación en problemas.

4. Buttons:

Literalmente, ¡se está volviendo psycho por alguien!

5. Day Too Soon:

Hermosa canción de un amor que llega en el momento preciso.

Esta versión fue realizada en una presentación para una estación de radio del Santa Monica College como parte de un show, ¡y la verdad es que su voz es genial!

6. The Girl You Lost To Cocaine:

¡Llego el momento de darse a respetar!

7. Little Man:

Ésta la encontré mientras buscaba videos y me tripió. :)

8. I’m In Here:

En la misma onda de “Breath Me”, es una conmovedora melodía para “días de lluvia”.

La versión original, sin embargo, es mucho más emocionante e intensa que la del video oficial. Las armonías que se hace a ella misma son espléndidas:

9. Taken For Granted:

Otra joyita que encontré, su primer video musical ever…

Y aparentemente la canción pegó, por lo que después rehicieron el video con más budget, evidentemente.

10. Titanium:

Su más reciente colaboración con nada más que David Guetta. ¿Con quién no colabora este cabrón?

11. Oh, Father:

Un cover de Madonna el cual, sorry, pero quedó mejor que la original.

He aquí la versión original de Madonna…

12. Gimme More:

Sí, el “Gimme More” de Britney, pero Siazided.

– Otras canciones recomendadas: The Fight, Where I Belong, Numb, Re-Write, Electric Bird, Broken Biscuit, Playground, Never Gonna Leave Me, Blame It On The Radio, Death By Chocolate, Be Good To Me, Hurting Me, Lentil, Stop Trying, You Have Been Loved, Academia, y Beautiful Calm Driving.

– Conoce más de Sia en Wikipedia y, si te tripió, mantente al tanto en su página oficial.


Fernando likes this.

  • Viviana – Y thank God, por el día que me fui en el carro y habías dejado el cd puesto. Es más fácil listar las canciones a cuales pichearle, que sugerir, porque todas están más que gufias. (By the way, son Academia y Butterflies).
Anuncios

• ¡Todavía no sé si sentarme a’lante o atrás!

Siempre que miro a Rebecca Black, me acuerdo del Vh1 Behind de Music de Britney cuando llegaron al tema de “Baby, One More Time”. Aparentemente, el video que tenían conceptualizado para esa canción originalmente era tan y tan mierda que Britney se cagó y dijo con angustia algo como “Mom, everyone in America is gonna laugh at me”. Ella se decidió a meter la cuchara en la olla, y de ahí salió el video de sexy schoolgirl que se convirtió en el palo que fue por allá para el 2000.

Pero al menos Britney contaba con una canción gufiá y, tal vez, con la suficiente madurez para temer ser el hazme-reír de Estados Unidos y hacer algo al respecto. Rebecca, en cambio, cuenta con unos escazos 13 años, tal vez muy cortos como para poder pronosticar cómo el pop puede arruinar su vida (estoy segura que ya para esta hora tiene que tenerlo sobreentendido),  y con una canción demasiado mierda para ser salvada por cualquier tipo de video. Creo que Britney dio en el clavo con la pregunta primordial que se debe realizar antes de lanzar algo al público, cosa que debió haber hecho Rebecca antes de abrir su risueña sonrisa: “Is my country gonna laugh at me?”

Sí.
Sí, sí, sí.
Tu country y el mundo entero.
De todas formas, Rebecca está tan y tan pegá que al final de esta oración ya está passé hablar de ella. Así que enough about her.

Buscando un poco sobre quién es esta girlilla y de dónde salió (sé que parece que  aún estoy hablando de ella, pero dame break), supe que está firmada por una compañía llamada Ark Music Factory, y es eso mismo: un pop factory. Pero barato. Aparentemente, ellos hacen castings por ahí y, si eres suficientemente cute, cantas al menos más y menos y tienes unos papás que quieren vivir de tu fama, quedas contratá. Entonces te hacen una cancioncita bien autotuniá, un videíto bien colorido y te postean por ahí a ver si pegas y haces dinero. Ark Music es hasta una comunidad así con guille de exclusividad. Cuando entré a la página, me pidieron registrarme para poder ver el contenido. Claro que me saqué una cuenta. Bajo un nombre falso. Ni me busques.

Anyway, entre una cosa y otra, me puse a ver los videítos de las demás artistas de la factoría por su canal de YouTube, y algo me llamó terriblemente la atención. Dejaré que el siguiente video hable por mí:

Todos los videos antes presentados son de Ark Music, y el mamabicho que sale en cada uno de ellos se llama Patrice Wilson. Es él quien tiene 3/4 partes de la culpa que una cosa tan terrible como “Fry-day” haya invadido tu perímetro al ser el co-productor y co-escritor de dicha joya y, además, va nada más y nada menos que por el nombre artístico de Pato.

Yes, leíste bien. Pato. No tengo cómo probarlo porque borraron lo que podría usar de evidencia. Pero it is daun rait trú. Él es Satanás.

¿Quién diría que un “rapero” con tanto guille y tanto fronte haya podido escribir espléndida mierda? Nada más que un “motherfucker” tan motherfucker que se pueda poner a motherfuckear en videos de pop princess wannabes bajo el nombre de Pato.

Lo triste del caso (aparte del aparente hecho de que Pato parezca tratar de construirse su propia carrera como cantante y padrino a costa de rappear en canciones de chamaquitas desconocidas) es que, mientras el resto de las canciones de Ark Music realmente no son tan malas (a mí particularmente me gusta mucho la de Abby Victor), Ark Music pasó de “ArkWho?” a “ArkShit!” en cuestión de un par de días solamente por la canción más basura que han podido producir, y ahora todo se jodió: “Wow, que canción más cool. ¿Quién la produjo? ¿Ark? ¿Los que produjeron “Friday”? Fuck!”, “Mira esa chamaquita, qué talento tiene. ¿Quién la maneja? ¿Ark? ¿Los que produjeron “Friday”? Fuck!”, “Ese video looks promising. ¿Quién lo produjo? ¿Ark? ¿Los que produjeron “Friday”? Fuck!”, “Esta canción está genial, esto va a ser un palo cabrón. ¿Quién la escribió? ¿Pato? ¿Quién es Pato? ¿El que escribió “Friday”? ¿El mismo que también rapea en “Friday”? FUUUCK!”

Oh, yeah. He’s one mad motherfucker.


¡¡UPDATE!!

La evidencia regresó. Les presento a…¡PATO!


Fernando likes this

  • Giovanna – Es q casi me mato de tanto q me rei!! Dime q ese videito es tuyo pq kdo kbroooonnn!! Tu eres la mejor!!
  • Fernando – te botaste!

• Killéate éste (y ésta)

Anoche fui al concierto de The Killers. Es la taquilla más cara que he pagado para un concierto en mi vida. La banda ni la conocía muy bien, pero me la zumbé porque algo me decía que iba a valer la pena, además de que, sorpresivamente, un MONTÓNNNNNN de gente que conozco estaban súper motivados con el concierto (¿cómo todo el mundo los conoce tan bien y yo no? ¿Dónde yo estaba?) Eso por no decir que mi acompañante me obligó.

Pues mano, estuvo bien cool. La energía de la gente estaba en su peak. No paraban de gritar, alzar sus manos y moverse igual de extraños que el cantante. El área de arena, que en un principio me pareció un badtrip ante la falta de sillas y abundancia de chino ajeno y fanatismo asfixiante, me quedó claro como el perímetro donde “it-was-happening” al ver que todos brincaban al unísono y se mezclaban como una sola cosa bien killer. Qué nítido. Viste, yo no. A mí que me dejen en mi sillita, ni cerca, ni lejos, pero presente. Verlos en vivo se sintió muy diferente a escuchar sus canciones durante estos cinco días (tú sabes, pa’ ponerme al día un poco), y el cantante definitivamente la montó,… aunque jamás saldría con un chico que baile así de raro con un par de patitas tan flaquitas y porquerías como las suyas, ¿y ese culito inexistente dentro de esos pantalones tan apreta’os? O sea. (Aquí termina mi momento superficial).

Algo que no entendí muy bien fue cuando de momento se paró el concierto y prendieron las luces porque ¿tiraron una botella a la tarima? ¿porque había una tipa passed out? ¿La tipa passed out tiró la botella a la tarima? Eso no hace sentido. Tampoco entendí por qué él dijo “Somebody get this fuckin’ girl out of here already. Don’t do drugs”,… ¿la chamaca estaba high? ¿o se asfixió con la presión y el gentío de la gente de atrás? ¿o no será que le dio un bajón de algo? Fuera de lugar.

13747_180089197650_500287650_3457262_1488592_nFoto: Melissa Berríos

Hablando de conciertos, anoche supe que otra banda muy conocida viene para Puerto Rico también. No sé si es rumor o fo’ shizzle (él tipo lo dijo como si fuera en serio, así que le creo), pero yo ya me iré preparando con mi gente. La que aún no viene, pero si viniera me muero, es esta tipa:

Me tiene impresionada cada vez más. Creo que hace tiempo no existe una artista pop así, que escriba y componga sus propias canciones, que re-arregle las mismas para cantarlas en vivo, que las cante en vivo de verdad, que baile, y que te monte un performance audio-visual de la clase en que ella lo hace. Alguien me preguntó si yo realmente pienso que ella es la cabeza principal detrás de todo el show artístico. Yo creo que su propuesta es muy morbo, weird y riesgosa para ser fabricada por la máquina comercial de la industria musical pop que siempre ha apostado por formulas sexies, hermosas y con una garantía de atracción que no necesariamente tiene esta chica. So, diría que me atrevo a apostar que, en el proceso creativo y de toma de decisiones, Gaga tiene bastante mano y voz al respecto, en lugar de ser un absoluto puppet de la industria que le dicta qué decir, cómo ser, qué vestir, qué cantar, cómo actuar, etc. en orden de alcanzar el éxito. La jugada al final ha resultado en un palo. Creo que aquí se rompió el estereotipo pop que hemos conocido por mucho tiempo.

¿Poposa? Lo sé. Vean el video, está muy cabrón, ¡y por fin su cara está completamente expuesta! Abajo, el Making-Of (¡Gracias, Moncho!)


Ahmed and Miguel like this.

  • Karelma – Jajaja… Yo creo que todos los de esa banda están casados.. Y… erm.. creo que son mormones, así q la reputación de ellos es bastante limpiecita. En cuanto a Lady Gaga… pues estoy de acuerdo, aunque me gusta el último disco de Christina Aquilera… y aunque no lo creas, se ve menos weird y un poco más madura.
  • Alex Lebronster – Te lo creo. Ahora es madre y esposa. Digo,… eso no siempre aplica, mira Courtney Love. Aunque, puede ser lo de viuda… :)
  • Karelma – Bueno, no creo que eso aplique tampoco a Britney Spears. Pero siempre me gustó más la voz de Aguilera. Y me refiero a menos weird no solo de sus inicios sino también comparada con Gaga. :)
  • Alex Lebronster – Touché!
A %d blogueros les gusta esto: